Cómo lo hacemos

El sistema de vapor y ozonización

Somos especialistas en el tratamiento de higienización de ambientes y olores mediante el sistema de ozonización. El ozono es una forma activa del oxígeno cuya fórmula química es O3. En la naturaleza se forma por la acción de las descargas eléctricas que se producen en la atmósfera.

El ozono esteriliza el aire enriqueciendo el oxígeno, elimina olores, destruye de forma eficaz la contaminación orgánica e inorgánica, aeróbica y vírica, sin riesgo alguno para la salud. En locales con aire acondicionado favorece la desinfección evitando afecciones respiratorias, asma, alergias, etc.

Al actuar el ozono sobre la causa de los malos olores, no los enmascara, sino que simplemente los elimina.

Con el aire que respiramos , la mayor parte de nuestras enfermedades, en contacto con el ozono , los microbios quedan quemados y las toxinas destruidas.

Instituto Pasteur

Eliminado las impurezas del aire al estirilizarlo con OZONO se elimina en un 98% las probabilidades de contraer enfermedades infecciosas

Renaud Laport

Diferencias y ventajas

    Métodos convencionales Método vapor u ozono
    Impacto sobre el medio ambiente y los seres humanos

    Los posibles efectos negativos sobre la salud humana: el riesgo de inhalación y contacto con sustancias químicas.

    Erogación en ausencia de personas.

    El uso de equipos de protección como guantes y/o mascarillas.

    Método con un bajo impacto ambiental.

    No contiene efectos negativos sobre la salud, ya sea por inhalación o por contacto con la piel.

    No hay necesidad de usar equipo de protección personal.

    Tiempos de espera

    Al final del tratamiento es necesario ventilar las estancias durante un determinado número de horas antes de que inmediatamente después de completar su operación las personas puedan volver a permanecer en ellas de nuevo.

    Las habitaciones pueden ser utilizadas de nuevo.

    Con el ozono puede ser utilizada en media hora.

    Efectividad

    Gracias a la capa cerosa impermeable de su exoesqueleto, las chinches no son muy sensibles a los ingredientes activos y son absolutamente inmunes a los insecticidas basados en la ingestión.

    Los pesticidas son muy efectivos para erradicar los huevos.

    Las chinches son muy sensibles a los cambios de temperatura. El flujo de vapor a 160 ºC permite tanto a los insectos adultos como a las larvas de diferentes etapas ser eliminados, así como los huevos.

    Acción total

    Los pesticidas no son capaces de entrar en las estructuras en profundidad, y por lo tanto, solo son capaces de llegar a los insectos y eliminarlos por completo solo después de numerosas aplicaciones.

    El flujo de vapor o el ozono llega a todos los rincones incluso a las esquinas más escondidas y difíciles de tratar, eliminando los chinches en profundidad.

    Además

    El uso combinado del ozono o del vapor permite la desagregación de la sustancia pegajosa que permite que los huevos se adhieran a las superficies, la eliminación de las huellas y la reducción característicos de las chinches.

    Impacto sobre el medio ambiente y los seres humanos

    Métodos convencionales

    Los posibles efectos negativos sobre la salud humana: el riesgo de inhalación y contacto con sustancias químicas.

    Erogación en ausencia de personas.

    El uso de equipos de protección como guantes y/o mascarillas.

    Método vapor u ozono

    Método con un bajo impacto ambiental.

    No contiene efectos negativos sobre la salud, ya sea por inhalación o por contacto con la piel.

    No hay necesidad de usar equipo de protección personal.

    Tiempos de espera

    Métodos convencionales

    Al final del tratamiento es necesario ventilar las estancias durante un determinado número de horas antes de que inmediatamente después de completar su operación las personas puedan volver a permanecer en ellas de nuevo.

    Método vapor u ozono

    Las habitaciones pueden ser utilizadas de nuevo.

    Con el ozono puede ser utilizada en media hora.

    Efectividad

    Métodos convencionales

    Gracias a la capa cerosa impermeable de su exoesqueleto, las chinches no son muy sensibles a los ingredientes activos y son absolutamente inmunes a los insecticidas basados en la ingestión.

    Los pesticidas son muy efectivos para erradicar los huevos.

    Método vapor u ozono

    Las chinches son muy sensibles a los cambios de temperatura. El flujo de vapor a 160 ºC permite tanto a los insectos adultos como a las larvas de diferentes etapas ser eliminados, así como los huevos.

    Acción total

    Métodos convencionales

    Los pesticidas no son capaces de entrar en las estructuras en profundidad, y por lo tanto, solo son capaces de llegar a los insectos y eliminarlos por completo solo después de numerosas aplicaciones.

    Método vapor u ozono

    El flujo de vapor o el ozono llega a todos los rincones incluso a las esquinas más escondidas y difíciles de tratar, eliminando los chinches en profundidad.

    Además

    Método vapor u ozono

    El uso combinado del ozono o del vapor permite la desagregación de la sustancia pegajosa que permite que los huevos se adhieran a las superficies, la eliminación de las huellas y la reducción característicos de las chinches.